La cerámica contemporánea de Eugenia Boscá

Si eres de Valencia y te gusta la cerámica, seguramente conozcas a Eugenia Boscá. Es una de las artistas valencianas estrellas de La Postalera, ¡sus platos encantan a cualquiera que entra!



Eugenia se formó en la escuela de cerámica de Manises (Valencia). Continuó su formación en la escuela de la Bisbal (Girona) y en la institución Avec en Manises. Su taller se encuentra en Llíria, donde vive, trabaja e imparte clases para adultos y niños. Aquí en este taller sigue formándose y convive a lo largo del día con la cerámica.

Su trabajo se caracteriza por un diseño contemporáneo, le gusta trabajar con pastas blancas como el gres, la loza o porcelana combinando las formas sencillas con objetos, materiales naturales, como el esparto, o decoraciones con un cierto estilo mediterráneo.

Sus primeras piezas fueron la serie de tazas y jarras llamada «insólitas», con una influencia un tanto dadaísta a estos utilitarios donde sus asas eran objetos, un grifo, una cuchara, una brújula etc... algunas de ellas fueron piezas únicas que vendió por ferias como el Mercado de Colón y la Mostra de Artesanía de Altea.

La combinación de materiales les llevó a Simone Simons y a Eugenia a ganar el premio del Público de Artesanía de la Comunidad Valenciana 2015 y Accésit en la categoría de Vanguardia con la lámpara “Llum de Llevant” y el premio de Artesanía de la comunidad Valenciana en la categoría de Vanguardia 2016 con su "porrón".

El porrón fue publicado por dos revistas «ELLE GOURMET» «CASAS DE CAMPO».

La vajilla llamada "platos salvajes" muy mediterranean style con azul cobalto en su decoración también se convirtió en algo muy de la terreta. Con decoraciones de frutas y verduras como la alcachofa, el restaurante los Madriles optó por los platos para su decoración en las paredes. Es un producto estrella en La Postalera, elegido tanto por turistas como por los valencianos locales.

No es la primera vez que sus platos decoran las paredes de un restaurante, podéis acercaros a la Turqueta restaurante del grupo Saona donde, en casi todos (por que ya son muchos) la iluminación con lámparas de cerámica esta realizada por Eugenia.

Sus joyas que ella llama "algo para ponerse" buscan ser objetos para decorarse una misma/o. Las cámaras de fotos, el collar grifo o el collar brócoli son lo que ella se pondría (y se pone). Nos comenta que le gusta porque le encanta hacer lo que hace, ama la cerámica y trabajar en su taller, dar clases, tornear (y más tornear), pringarse de barro es sencillamente su estilo de vida.

Queremos agradecer a Eugenia Boscá por abrir las puertas de su casa y taller y dejar que veamos un pequeño trozo de su mundo y su arte que es el mundo de la cerámica.























Publicación más antigua